sábado, 2 de febrero de 2008

Asalto con mano armada contra ingresantes en la UNMSM

Fue en 1998 cuando ocupé una vacante en el examen de admisión de la UNMSM.
Rendir el examen implicaba un costo siempre alto para los postulantes, pero muy conveniente para las arcas de los funcionarios de la universidad. Sin embargo, sorteada la odisea del ingreso había que sacar fuerzas y dinero del desfalcado hogar para otra odisea: seguir pagando en la univeridad insensatos precios.
Recuerdo tener muchas dificultades para pagar 50 soles por una constancia de ingreso- una simple hoja bond impresa solo en una cara- que la expide la misma universidad en la que el alumno ingresa.
Han pasado diez años y el costo de tal innecesario documento asciende a 800 soles, precio obviamente exorbitante y que los reclamos de la comunidad de studiantes han provocado se reduzca a los aún altos e injustificados 400 soles.
Lamento que hechos como estos manchen la imagen institucional de la Decana de América y sobre todo que perjudique a los estudiantes. Esto limita el acceso a la educación superior en el Perú ante lo cual el Gobierno no debe estar al margen.
Anexo una carta que me enviaron a mi correo y que deseo compartir con ustedes.
Comunicado a la comunidad sanmarquina
¡Basta de abusos y mentiras!

El día 6 de junio del 2006 (06-06-06), el flamante nuevo rector de la universidad San Marcos, Dr. Luis Izquierdo Vásquez, recibió su primera entrevista como máximo dirigente de esa prestigiosa casa de estudios. En ella anunció, entre otras cosas, la ansiada gratuidad de enseñanza, muy esperada por los estudiantes sanmarquinos. En palabras textuales dijo lo siguiente: “Vamos a hacer respetar la gratuidad de enseñanza, a nivel pregrado”.
Dado que los pagos de matrículas por parte de los alumnos eran recursos económicos destinados a las facultades, para que así puedan solventar sus necesidades, la gratuidad de enseñanza sería un dejar de percibir fondos para ello. Sin embargo, era un derecho reclamado por los sanmarquinos, al ser la UNMSM una universidad pública, destinada a fomentar la formación académico-profesional, dispuesta a colaborar con sus estudiantes, que en su mayoría pertenecen a la clase socioeconómica media y baja. Por ello, las autoridades debieron prever la llegada de nuevos recursos económicos que cubrieran este necesario déficit. Y en teoría fue así, si no, remitámonos a la misma entrevista en donde el Dr. Izquierdo expresa lo siguiente: “Hay que buscar que la universidad obtenga sus propias rentas. Le vamos a dar un giro gerencial a la universidad para que cada facultad se autogestione y con sus propios ingresos mejore su situación”. Inclusive en la resolución rectoral Nº 05443-R-06 (creada el 1 de diciembre del 2006), donde se oficializa la gratuidad de enseñanza, se anuncia la creación del Aporte Voluntario Estudiantil (AVE), que busca suplir el déficit mencionado. Entonces, podemos colegir que el rector Izquierdo había previsto todo esto, y que su gestión tomaba las medidas del caso, sin afectar a ninguna de las partes de la comunidad sanmarquina.
Nosotros lamentamos que en la práctica sus propuestas no hayan funcionado, por carecer de énfasis y seriedad en sus aplicaciones. Pero es nuestro deber denunciar y condenar una medida que representa un abuso y una mentira encubierta contra los estudiantes, que concierne a lo anteriormente dicho. Se ha anunciado que para los ingresantes de la base 2008-II el cobro por constancia de ingreso sería de 800 soles; suma exorbitante y, no es por de más decirlo, inverosímil a la sensatez. Nosotros nos preguntamos: ¿Es esto la gratuidad de enseñanza prometida: pagar en un día más de lo que pagabas en 5 años de estudios? En la página web de la OCA (Oficina Central de Admisión) dice que no se realizará pago alguno por matrícula, por ser la enseñanza gratuita; sin embargo, se habla de cierta “Implementación Académica”. La Implementación Académica es la transferencia de recursos económicos hacia la facultad del estudiante; esta transferencia se hacía con el pago de matrículas y como ahora son “gratuitas”, se hace con el pago, nada gratuito, de 800 soles. Por lo tanto, concluimos que es una mentira la promesa de gratuidad de enseñanza hecha por el rector Izquierdo.
Enfatizamos nuestra indignación y alzamos nuestra voz de protesta a favor de nuestros compañeros ingresantes. Creamos que el pago de 800 soles es una exageración y un abuso. Un estudiante de bajos recursos, que apenas puede pagar un examen de Admisión, no podrá conseguir en pocos días ese dinero (mayor al sueldo mínimo vital) para costear su constancia. El examen de Admisión es el 8 y el 9 de marzo, y el pago de constancia empieza el 13 de dicho mes, ¿no es increíble? Llamamos a toda la comunidad sanmarquina a alzar su voz de protesta. El problema no le concierne sólo a los ingresantes, sino que les atañe a todas las bases, a la comunidad sanmarquina entera y a los alegados a ella. Si este abuso es permitido, vendrán otros más, como, de hecho, ya vienen ocurriendo. No nos dejemos sorprender, compañeros. Luchemos por nuestros derechos, alcemos nuestra voz de protesta contra estas imposiciones arbitrarias e injustas.
Aldo Pecho Gonzáles, estudiante de literatura (base 2008-I)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Izquierdo siempre ha tenido miedo y ha sido un mentiroso, como lo es hora con lo del by-pass,