viernes, 20 de noviembre de 2009

Día Internacional del Niño

Google lució así su logo por esta celebración. La diferencia de clases y la falta de acceso a una educación óptima son los principales obstáculos para un desarrollo adecuado de la niñez.

Esta fecha se plantea desde la firma de la Convención sobre los Derechos del Niño, la cual cumple hoy su vigésimo aniversario, aunque con una tímida vigencia.

"La Convención sobre los Derechos del Niño es el primer instrumento internacional jurídicamente vinculante que incorpora toda la gama de derechos humanos: civiles, culturales, económicos, políticos y sociales. En 1989, los dirigentes mundiales decidieron que los niños y niñas debían de tener una Convención especial destinada exclusivamente a ellos, ya que los menores de 18 años precisan de cuidados y protección especiales, que los adultos no necesitan. Los dirigentes querían también asegurar que el mundo reconociera que los niños y niñas tenían también derechos humanos."

Fragmento citado desde http://www.unicef.org/spanish/crc/

El 20 de noviembre de 1989 la Convención sobre los Derechos del Niño intenta pautar una mejor vida infantil en el mundo. Este alcance es muy utópico, pero la intención no deja de ser loable.

Es sabido que la niñez o infancia (periodo de edad desde el nacimiento hasta la pubertad) es la etapa más vulnerable de todo ser humano tanto en lo físico como en lo psicológico. En esta etapa, el niño debe recibir una vida de calidad, es decir, una que articule valores, principios y un buen trato. Pueden existir carencias económicas, pero el amor entre los padres y para con sus hijos debe ser una realidad en el hogar.

A pesar de la existencia del mencionado documento desde hace veinte años, muchas sociedades- en los últimos treinta años -han sido tristes e indiferentes testigos de una realidad familiar afectada por una crianza carente de valores, atiborrada de improperios entre padres o contra los hijos, violencia física y, por ende, psíquica. Esto determinará el tipo de comportamiento ciudadano que revelará dicho niño cuando sea adulto o cuando provoque un perjuicio en su familia, debido a que puede mantener actitudes negativas asimiladas inconsciente en su traumática niñez, así como en su sociedad por su actuar carente o provisto de mínimos valores.

En consecuencia, una sociedad negativa como casi todas las actuales. Por lo tanto, opino que debemos otorgarle una mayor atención a la persona sobretodo durante la niñez. No ahondaré en los obstáculos de este deseo; sin embargo, la diferencia de clases y la falta de acceso a una educación óptima son los principales.

Termino este texto con una cita que yace en mi memoria sin fuente consabida por mí: "Educa al niño para no corregir al adulto".

Imagen http://ceipnavaliegos.centros.educa.jcyl.es/sitio/upload/img/Dia_del_ninio_2.jpg

No hay comentarios: