domingo, 25 de septiembre de 2011

La repitiente e inaceptable violencia de hinchas futbolísticos


Ayer se produjo el asesinato de Walter Oyarce de 23 años en el estadio Monumental. El joven era hincha del club Alianza Lima y fue arrojado desde el palco por hinchas de Universitario.
Esto es inaceptable. Por sentido común, las autoridades deben prohibir la realización de partidos de fútbol en Lima. Propongo que se jueguen en provincias, al menos por un tiempo.

Ayer (24/09/11), antes del encuentro deportivo llamado "clásico" entre los equipos de Universitario y Alianza Lima, un grupo de hinchas vandálicos se enfrentaron en plena vía de Evitamiento y ocasionaron desmanes en el trébol de Javier Prado a las 2 p.m. Los policías les arrojaron bombas lacrimógenas; ellos huían y corrían entre los vehículos que intentaban no arrollarlos. Por otro lado, los usuarios de transporte urbano estábamos "embotellados" en el paradero de esta vía. Muchos expresaban a gritos su desesperación contra el chofer del ómnibus para que avanzara y no estemos expuestos a una bala perdida u otra consecuencia de la desbordante violencia. Finalmente, expreso mi total indignación y repudio contra esta situación. Es increíble que esto ocurra en Lima.
La vida de estos jóvenes no es un juego. Expreso mi pésame para la familia.
La utopía es la acción acertada y firme de las autoridades.

No hay comentarios: