jueves, 28 de julio de 2011

Libertad de prensa: hipocresía ecuatoriana en nuestro país

 Todos sabemos que la labor del periodismo es informar. No obstante, muchos periodistas siguen intereses particulares y de clase que corrompen su labor. En nuestro país, hemos sido testigos de ello mediante las publicaciones del diario Perú 21 o La República, los cuales estuvieron parcializados, descaradamente, con los candidatos Keiko y Ollanta, respectivamente.

El presidente ecuatoriano ha atentado contra la libertad de prensa en su país. Un periodista lo calificó de dictador y el presidente arremetió contra el diario El Universo. No solo esto, sino que mediante sus partidarios está solicitando firmas para pautar la acción de la prensa.O sea, igual que en Venezuela.
Pese a esta conducta, el mandatario ha participado en la Feria Internacional del Libro para la publicación de su libro.

Hoy, la portada del diario Correo en Perú mostró su repudio contra el presidente Correa quien respondió:  “Con su primitivismo demuestran exactamente lo que pretenden negar: los abusos, la falta de ética, la corrupción y la deshonestidad de cierta prensa”.

Considero que los medios de prensa no deben abusar de la potestad que tienen para expresarse; la política de Estado no debe atentar contra la libertad de prensa. Debe existir un respeto entre ambas partes, pues se les olvida que los perjudicados son los informados. La prensa queda desprestigiada y se constituye como un agente manipulante de conciencias. Por otro lado, el Gobierno queda como culpable ante su accionar. Finalmente, todos quedamos perjudicados.
Personalmente, no estoy de acuerdo con que un diario peruano le diga sus verdades a un presidente de otro país. Hay formas de criticar y dedicarle toda una portada y calificarlo como "aprendiz de dictador", me parece un abuso en el rol de la prensa.



No hay comentarios: