jueves, 12 de febrero de 2009

Tu ternura es la combinación

Eres un mensaje de correo electrónico

uno que nunca llegó a mi bandeja de entrada

tu amor es todo lo que te da flojera escribir

¿será una falta de amor con máscara de flojera?

lo que sea, que sea vencido por el verdadero amor,

algún día, por ti.

Aunque yo ya no estaré.

Por mí

he guardado en mi caja fuerte mis ganas de verte y llamarte

mi corazón las guarda

tu ternura es la combinación.

No la pierdas,

por ti y por mí.

Ternura, ¿la paras olvidando?, búscala en ti.

Hoy hablé con Cupido,

le pedí que lance contra ti dos flechas:

una que mate a tu Orgullo,

otra que descongele tu corazón.

Doce horas en mi celda: mi prisión escogida,

la peor maldición: tu muda reacción.

Soledad eres la única que me visita otra vez

eres la que me quiere acompañar sin reclamar

Soledad, ¿aprenderé algún día a amar?

Dime la combinación, Ternura, Soledad, ¿dónde están?

No se escondan por Orgullo.

Revisaré mi correo.

José Orlando Abanto Quevedo

1 comentario:

Mario Abanto Quevedo dijo...

Viejo, me sorprendes gratamente, muy gratamente. Esta secuencia de expresiones está muy bien lograda. La seguidilla de oraciones e ideas es precisa, pues exprimes muy bien la libertad de cada línea. Me ha gustado mucho y más la conclusión: hay esperanza tímida y trémula, pero esperanza y como tal, osada.

Muy bien, hermano.