martes, 20 de mayo de 2008

Una mujer estuvo 42 años muerta frente a su televisor

Una mujer croata fue encontrada muerta frente a su televisor, 42 años después de que fue vista por última vez, informó el diario británico "Daily Record".

A Hedviga Golik, quien nació en 1924, le sobrevino la muerte cuando se preparaba para tomar una taza de té mientras veía un programa en su televisor blanco y negro.

Según la policía croata, la mujer fue vista por última vez por sus vecinos en 1966, cuando tenía 42 años de edad. Sin embargo, no está claro cuándo se reportó su desaparición, ni quién lo hizo, pues sus vecinos nunca se percataron de lo que le había pasado, ya que pensaron que se había mudado.

Si no fuera porque los vecinos decidieron recientemente darle uso al departamento que se suponía estaba abandonado --para lo cual pidieron la ayuda de la policía-- el cuerpo momificado de Hedviga hubiese permanecido más tiempo en la oscuridad de su casa. Los agentes forzaron la puerta del departamento para cerciorarse de que estaba desocupado, y así continuar con la investigación para determinar la propiedad del mismo.

Al respecto, un portavoz de la policía comentó: "Hasta el momento no tenemos idea de cómo es posible que alguien oficialmente reportada como desaparecida hace décadas no fuera ubicada en su mismo apartamento".

El funcionario comentó que los oficiales que ingresaron al lugar dijeron que fue "como entrar a un lugar congelado en el tiempo. La taza en la que ella había estado bebiendo té está todavía sobre una mesa, junto a la silla donde estaba sentada. La casa está llena de cosas que nadie ha visto en décadas".

Los vecinos están conmocionados por el descubrimiento; casi tanto como lo está la opinión pública con ellos, por no haberse dado cuenta de lo ocurrido. Jadranka Markic, quien tenía 9 años cuando Hedviga desapareció, comentó: "Todavía la recuerdo. Ella era una mujer tranquila y aislada, pero era educada. Pensamos que se había mudado con sus parientes". Fuente El Comercio

2 comentarios:

Mario Abanto Quevedo dijo...

Increíble. La peculiaridad del caso se aprecia de diversas formas. Para empezar, ¿tan lejos tenía a sus vecinos está mujer de tal forma que no pudieron advertir el olor a la muerte?, luego, ¿tan honestos son sus vecinos y peatones de la localidad que nadie en CUARENTA Y DOS años entró a la casa en cuestión ya sea para hurtar algo o de pura curiosidad? y finalmente, ¿no tenía esta mujer familiares o amigos interesados en visitarla? Pobre mujer, espero que su muerte haya sido rápida e indolora, aunque cabe sospechar un homicidio, dependiendo de los detalles (aunque por el trasncurso del tiempo dudo que sea posible determinar la causa certera de la muerte, deberá inducirse de sus archivos médicos). ¡Qué cosas!

Anónimo dijo...

Genial dispatch and this mail helped me alot in my college assignement. Thanks you on your information.