martes, 1 de abril de 2008

Mujer revive tras ser declarada muerta

FELÍCITA GUIZABALO

Una madre de cuatro hijos volvió a la vida luego de ser declarada clínicamente muerta, ante la sorpresa de sus familiares y vecinos quienes se habían resignado a velarla, contrataron los servicios funerarios y se aprestaban a depositar el cadáver en un ataúd. Este hecho insólito ocurrió en la localidad de Tayabamaba, en la provincia de Patáz, región La Libertad (norte).

Todo comenzó el viernes último cuando Felícita Guizabalo Viera presentó fuertes dolores en la espalda y el estómago. Fue llevada de urgencia por sus familiares a un centro médico del lugar; después de ser tratada con calmantes regresó a casa, pero al día siguiente empeoró: "Ya no respiraba, se enfrió totalmente y cerró los ojos", narró con asombro una de sus parientes.

Llamaron a una doctora para reanimarla, sin embargo, ésta dijo que era tarde y confirmó su deceso. En medio del llanto y el dolor, los familiares llamaron una funeraria, escogieron su mejor traje para el velorio. Pasaron unas dos horas, y justo cuando iban a ingresarla al ataúd, Felícita abrió los ojos y empezó a moverse ante la sorpresa de todos.

Luego la mujer contó a sus parientes que tuvo un largo sueño, pasó por un camino estrecho y llenó de espinas -según dijo- acompañada de dos ancianos, vestidos de blanco, cruzó desiertos y abismos hasta llegar a un campo maravilloso.

Además, refirió que en todo momento suplicó y pidió a Dios que le permita volver a casa para cuidar a sus hijos y apoyar a su familia.

No hay comentarios: