miércoles, 5 de marzo de 2008

Perú y Bolivia rechaza prohibición de masticar coca dicada por la ONU

El Gobierno peruano y políticos de oposición coincidieron el miércoles en defender la masticación de la hoja de coca, materia prima de la cocaína, como una práctica tradicional de la población indígena del país andino, tras un pedido de prohibición de las Naciones Unidas. Mientras el gobierno peruano anuncia que evaluará las recomendaciones de las Naciones Unidas para abolir la práctica de masticar la hoja de coca, la congresista cusqueña María Sumire expresó su rechazo a este pedido. También Bolivia objetó el informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE). La parlamentaria Sumire señaló que la ONU ha faltado el respeto a los pueblos originarios de Perú y Bolivia que consumen la hoja de coca desde tiempos inmemoriales. Indicó que con este informe se desconoce ancestrales costumbres de las comunidades campesinas con respecto al uso de la hoja de coca para fines medicinales, en sus labores agrícolas y en sus prácticas ceremoniales. “La utilización de la hoja de coca es anterior a cualquier distorsión que se registra hoy en la sociedad actual, afirmó Sumire. Igualmente, el gobierno boliviano rechazó la recomendación de la JIFE. El ministro Alfredo Rada consideró que es un informe unilateral con un alto contenido colonialista. Según sostuvo Rada, eliminar estas prácticas ancestrales sería como acabar con gran parte de “nuestra cultura y de nuestra propia vida”. Por su parte, la ministra peruana de Justicia, Rosario Fernández, anunció que el Gobierno del presidente Alan García evaluará estas recomendaciones. "Todo lo que tenga que ver con el cuidado de la salud debe ser atendido", añadió.

No hay comentarios: