miércoles, 13 de febrero de 2008

Muere un obrero en refriega con policías

La Policía reconoce que un agente usó su arma de reglamento e hirió a un hombre que luego murió en Panamá. Un obrero de la construcción muerto, dos heridos y 31 detenidos, fue el resultado de los enfrentamientos entre miembros del Sindicato de Trabajadores de la Construcción (Suntracs) y de la unidad de control de multitudes de la Policía. La refriega comenzó luego de que los sindicalistas cerraron la vía a Colón, en el sector de los Cuatro Altos, y de que –según versión de la Policía– estos no atendieran el llamado al diálogo y los agredieran lanzándoles piedras y palos.
El dirigente del Suntracs en Colón, Eustaquio Méndez, dijo que "el Gobierno tiene una campaña de terror contra el Suntracs... una campaña de asesinar dirigentes". Un comunicado de la Policía dice que "utilizaron los niveles de fuerza requeridos para despejar la vía y restablecer el orden"; y sobre el obrero muerto explica que al ver su vida y la de un compañero en peligro, un agente usó su arma de reglamento; caso que será investigado por la entidad.
Si bien es cierto que el cierre de calles como método de protesta es reprochable –sobre todo porque afecta a terceros ajenos a la problemática de los quejosos. el uso desmedido de la fuerza por parte de la Policía Nacional es mucho peor. Los ciudadanos exigimos que las manifestaciones no afecten el libre tránsito, pero otra cosa es ser testigos del abusivo comportamiento y el embate desproporcionado por parte de algunos agentes que despliegan una actitud poco profesional y hasta aberrante.
Habrá que investigar el confuso incidente que produjo una víctima fatal, pero lo que es irrefutable es que la mano dura contra gremios que protestan –independientemente de la legitimidad de sus causas– contrasta con lo que parece una ineficaz política de las fuerzas de seguridad contra la violencia, el crimen y la delincuencia. La sociedad se siente desprotegida y reclama más seguridad, pero debe quedar clara la diferencia entre contención y atropello. Es mecesario un mínimo de sensatez ante las manifestaciones callejeras. Fuente: Prensa Panamá

No hay comentarios: